Fanpage Fb OFICIAL - REVISTA EL CORTE: Preview e info + + + Fb PERFIL PUBLICO: Comentarios y Posts
 
El Corte 155
Junio 2012

 

 

P A G I N A   5  :
Editorial #155
«Los viejos hablan del invierno,
los jóvenes alaban al Sol
y el tiempo simplemente se va».
     (Dio, Sacred Heart).
 
A finales de los 80 aún trabajaba en la revista Metal y un grupo tenía un cantante que estampaba remeras de rock, algo súper avanzado para los tiempos que corrían. Recuerdo que llevó a la redacción algunas para regalar... creo que eran de Iron Maiden, de Queensryche y de Motley Crüe- y obviamente, a mí también me llevó una: ¡De Faust! Me sentí indignada y como "venganza" le pedí a mi novio que hiciera algo con la prenda. El resultado: la estampa de los cuatro músicos mortal e irónicamente cambiada: pechos al aire, antenitas, bigotes y flequillo y anteojos; y el logo de la banda tachado y sobreescrito: Guns N’ Roses... Nunca voy a olvidar la cara de Claudio Vattino cuando me vio: aseguró que me haría un juicio, mientras los demás músicos morían de risa. Esta simple anécdota sirve sólo para reforzar la idea de que hay personas que pasan por nuestra vida ser recordadas y entender que, a pesar del tiempo, siguen completando la cadena. Ese eslabón no está más, pero una imperceptible y transparente unión continúa reforzando un vínculo que voy a recordar por siempre.
· · · · ·
El pasado año, un día que el tiempo no apremiaba y el ambiente acompañaba, surgió la charla en la disquería de la Av. San Martín: Así como hay vida (disculpas si este decir, en las circunstancias que se desarrollan, hace algo de ruido) después de las bandas locales más convocantes, también la hay -hablando de guitarristas- más allá de Giardino y Marciello. "¿Quiénes, cómo cuales?" fue la pregunta que me apuntó saliendo bajo un poncho. Y mi respuesta no fue tan rápida, pero sí certera: "Nico Takara, por ejemplo". Y resultó una invocación. La interrupción de la conversación por parte del mismo Nico pidiendo un encordado 0.10 tuvo algo de divino. Pero no estábamos frente a una casualidad ni a un milagro, estábamos frente a algo completamente lógico: Nico era lo divino. Era luz. Irradiaba calor, transmitía energía, su alma era tan limpia y clara como su digitación. Pensar que la última vez que lo ví haya tenido ese algo mágico, en este momento triste, es un incomprensible guiño del todavía más incomprensible destino.
· · · · ·
A menudo, por esa cuestión que tiene la Muerte de ponerle un punto final a la Vida, agradecemos y encendemos velas a la memoria de ídolos, deidades, Dioses y héroes que desde lejos -en la distancia o en el tiempo- nos abrieron un mundo, nos iluminaron, nos hicieron llorar o hincarnos de rodillas mientras ellos reinaban en sus tronos. Esta vez, a causa de dicha cuestión, vamos a recordar y honrar la memoria de conocidos, de amigos; de gente muy cercana y con la que convivimos; con la que compartimos un escenario o un backstage, una cerveza o un café; con quienes nos abrazábamos o nos abríamos las puertas sea dónde fuera que nos encontráramos, todo mientras -y sin darnos cuenta- nos veíamos crecer y ganar años.
Hoy no hay odas ni letanías. Esto va mucho más lejos de escuchar un disco o ver un video. Entender que ya no volveremos a encontrarnos con Claudio Vattino y Nico Takara nos va a llevar mucho tiempo.
 
Virginia Vázquez Blanco y Max Aranzana
    
 
 
E L   C O N C U R S O   D E L   M E S :
Concurso #155
 
Gentileza de Icarus Music, coincidiendo con la llegada de At The Gates a nuestro país (julio 28, Teatro Flores), dos de sus incunables: The Red In The Sky Is Ours, y Terminal Spirit Disease.
Edición tras edición de El Corte, tenés la posibilidad de concursar y ganar material que nos acercan auspiciantes, bandas y compañías.
 
El sorteo del mes, siempre en la página de inicio de este site.

 

Burton y DIno, otra vez con todos los papeles al día
 
F E A R   F A C T O R Y  :
Dale arranque
 
The Industrialist: La química es la química, y Mechanize no fue casualidad y, aunque la batería que suena no es humana, la batalla entre hombres y máquinas continúa.
 
"The Industrialist es nuestra nueva joya, pero sin Mechanize nunca la habríamos alcanzado. Aquello fue vital, era el regreso del grupo después de tantos problemas, idas y venidas ¡Y porque teníamos un montón de cosas para hacer con Dino!". Burton C. Bell.
 
"Creo que The Industrialist es un poco más extremo y se reencuentra en varios puntos con Demanufacture y Soul Of A New Machine, aunque de una forma no demasiado esperada. Sí, tira para ese lado... Igual, esos dos discos son irrepetibles. Pero es lo que sucede a menudo y en la mayoría de los grupos: Nunca habrá otro Demanufacture; como tampoco habrá otros Master Of Puppets, Raining Blood, o Vulgar Display Of Power. Son placas puntuales que no marcan el standard de una banda pero sí terminan de establecer una normativa, de definir una identidad: A partir de ahí todo pasa a ser una prueba de fuego. Volviendo a The Industrialist, coincido también que, en general es más fuerte que con lo que veníamos; puede que Dino se haya sacado de encima todo lo que le había quedado pendiente o dando vueltas en el inconsciente y ahora sí pudo inflar el pecho por completo para salir al frente como si fuera la primera vez. Esta es su obra, esta es su creación. Me parece que los fans de Fear Factory se sentirán satisfechos: Nosotros lo estamos".
 
"Si bien habíamos zanjado todo respecto al plano personal, en lo musical nos faltaba un poco... En cierta manera, Mechanize fue un tanto introspectivo ya que implicaba que Dino volviera a ponerse al tanto, en situación, a mirarse al espejo. Mechanize fue como una etapa de autoconocimiento ¡Ahora sólo tuvo que bajar la cabeza y darle! El comenzó con todo el proceso el año pasado. Nos encontramos, charlamos; intercambiamos pensamientos y teorías, y él tomó nota de todo. Más adelante, pero antes de entrar a estudios, le dije que quería volver bien a fondo con el tema Industrial, volver a introducirlo y ahondar nuevamente en ello porque hacía un tiempo que había quedado de lado. Con ambas cosas en mente la cosa comenzó a cristalizarse ¡Y cuando se nos ocurrió el título ya estaba! Nos tomó casi un mes y medio llegar a él, pero cuando Dino me lo propuso ahí mismo todo terminó de encajar y encauzarse: La idea musical, el concepto lírico, la dirección y el enfoque".
 
Y entre telones…
 
"Para hacer las letras siempre preferí hacerlo sobre algo conceptual, me resulta más simple que hacer canciones sobre ideas separadas, me es más simple cuando todo es parte del mismo todo... Agarro mi cuadernito, pongo en claro en qué concentrarme; entonces sea lo que sea que lea, mire o escuche ya sé dónde poner el foco. Luego, después terminar de definir los puntos con Dino, ya sé qué camino seguir. También, para nosotros, fue fundamental poder seguir contando con la producción de Rhys (Fulber), que fue tan importante y decisiva como en todos los trabajos anteriores. Desde Fear Is The Mindkiller que Rhys es un miembro más de Fear Factory ¡Creo que de todos es quien más entiende y tiene en claro lo que queremos realmente hacer! Y sabe cómo llevarlo a cabo. Conoce nuestro sonido a la perfección y sabe el punto exacto para que lo Industrial esté presente pero sin prevalecer por sobre el Metal. Rhys Fulber es nuestro hombre. No hay otra opción".
 
"La movida que sufrió el grupo no fue una pavada: Tuvimos que reemplazar a Gene Hoglan -uno de los bateristas más buscados del mundo, pero lamentablemente para nosotros un sesionista- y a Byron Stroud, que es un bajista que tira para adelante lo que sea... Las baterías del disco quedaron muy bien, aunque luego de conocerlo a Mike (Heller) y haber estado de gira con él me hubiera gustado que todo se hubiera dado algunos meses antes... Mike venía tocando con otras dos bandas (Malignancy y System Divide), pero nos lo recomendó la gente de Trivium: Sinceramente, es genial. Y mejora show tras show. Nos impresionó desde la primera prueba, pero no para de asimilar... La banda suena precisa, cae siempre exacta, como Fear Factory debe ser: Con la precisión de una máquina. El peso industrial y mecanizado no se adquiere de un día para otro, pero tampoco es algo que se incorpore de la nada: O se lo tiene o no, se lo puede engrasar o aceitar, pero si no está en uno... Con Mike en la batería y Matt Devries (de Chimaira) -que es un guitarrista tocando el bajo- tenemos una formación casi como cuando mejor hayamos sonado. También, que Matt sea guitarrista y dentro de un estilo musical tan similar facilitó enormemente las cosas. A muchos bajistas -como a cualquier otro instrumentista, y por más buenos y dúctiles que sean- les tenés que explicar qué es lo que hace la guitarra para que, a su vez, ellos sepan cuál es su papel ¡Pero él la guitarra la tenía a la perfección! Con más o menos años, todos somos de la misma escuela, y por eso en tan poco tiempo sonamos tan ajustado".
 
"Si te ponés a pensar, ya estamos a veinte años de "Soul...", y parece que fue un paseo que arrancamos ayer ¡Pero no quiero pensar..! Sí, el camino que transitamos fue muy largo, pasamos y vivimos muchas cosas. Y estoy orgulloso, no me arrepiento de nada. Después de todo, el objetivo sigue siendo el mismo: Poner a Fear Factory en el nivel que merece".
 
Alpha Noir y la necesidad de cambiar las constantes
 
M O O N S P E L L :
La oscuridad sigue reinando
Fernando Ribeiro y su eterno plan, nuevas fórmulas para su alquímico Black Goth Doom.
 
"Recuerdo y reafirmo lo dicho de Alpha Noir: Es lo más emocionante, sexy, oscuro y pegadizo que hayamos hecho ¡Pero no reniego en nada de Night Eternal ni quiero olvidarme de él! La fe en lo que hacemos es a prueba de balas, creemos ciegamente en nuestra música y no tenemos ningún miedo. Y tampoco nos arrepentimos de nada que hayamos dicho. A veces nos dejamos llevar, pero a la hora de ponernos críticos somos nuestros primeros detractores. Cuando sacás un disco el otro quedó atrás, hay que hacer clic. Todos nuestros trabajos tuvieron que afrontar el desafío de superar al anterior y ahí es dónde uno pierde un poco el control. Pero no pasa por cerrar la boca o lo que declaremos: Pasa por tratar de elevar al máximo la calidad musical, de estar abierto y predispuesto a cosas nuevas, a abordar nuevas experiencias y a no temer que nuestras canciones se enfrenten ante situaciones desconocidas. No somos arrogantes, no nos creemos nada, pero tampoco nos interesa caer en la falsa modestia: Dentro nuestro el fuego arde, no lo podemos ocultar".
 
"Así como todo va de la mano, todo tiene un momento. Nuevamente cambiamos de sello y creo que con la gente de Napalm Records tenemos muchísimas coincidencias, así que nos sentimos plenamente identificados: Los orígenes son el Black Metal under, luego miramos otros horizontes, nacimos en una época de los '90 en que el Metal en Europa hervía; somos contemporáneos y estamos relacionados con Opeth, Tiamat, Samael, Paradise Lost; ellos comenzaron a tener notoriedad cuando nosotros estábamos lanzando Wolfheart e Irreligious... Y compartimos la misma creencia: Que lo mejor aún está por venir. Ellos quieren terminar de imponer su nombre y Moonspell es una de esas bandas a las que nunca nadie le regalará nada, así que... Hablar de ellos es hablar de nosotros".
 
"Memorial fue una marca. Ahí la cosa cambió y entendimos que había que dar un giro: La permanente búsqueda de la perfección, tomarnos el tiempo necesario y saber jugar el juego de prueba y error. Night Eternal no se convirtió en lo que fue porque sí, de la nada. Y ahí asumimos un nuevo compromiso, el de una dedicación a Moonspell casi al 100%: En definitiva, hacer todo para llevar al límite lo que somos".
 
"En Alpha Noir conviven varias personalidades, es polifacético. Refiere a muchas cosas, pero no se limita a ninguna de ellas. Mucho pasó por el sonido: Queríamos algo fuerte y poderoso, pero a la vez directo para que se equilibrara con todos los layers, y con un concepto ambiental como si fuera en vivo ¡Fueron muchas cosas las que tuvimos que asimilar! Tenemos una capacidad para asimilar y aprender a partir de la observación adquirida a través de los años: De no haberla tenido no hubiéramos sobrevivido hasta ahora: Blackers, del under, de Portugal... Saber distinguir lo primordial de lo secundario fue para nosotros algo vital; nuestra capacidad de concentración hizo que pudiéramos aventajarnos por sobre muchos otros mejor perfilados".
 
"No tiene sentido estar mirando todo el día qué hacen los demás, quedarse revisando el pasado o viendo a través de los ojos de los fans. Eso forma parte de la vida diaria y hay que tomarlo como tal. Estamos a gusto con nuestra historia, pero vamos para adelante; y más si se trata de hacer un nuevo disco. A veces el exceso de información y la sobreexposición te desvían de los verdaderos objetivos, los músicos y artistas terminan deviniendo en cualquier otra cosa. Así como pudimos, por suerte, alcanzar en cada placa la meta propuesta queremos mantenernos: Frescos y con ganas como la primera vez, y sin lugar para secuelas. Claro que no olvidamos que crecimos de la mano de los Clásicos, pero queremos ser nosotros mismos y no sé cuándo realmente terminaremos de convertirnos en el verdadero Moonspell".
No preguntes por Pepper Keenan, ellos solitos responden
 
C O R R O S I O N    O F   C O N F O R M I T Y :
Nada que demostrar
El regreso era esperado y se dio en una forma plena. Mike Dean, Woody Weatherman y Reed Mullin muestran en su selftitled que, por ahora, no necesitan de nada ni de nadie.
 
"¡Ya ni me acuerdo qué pasó después de In The Arms Of God! Lo que más recuerdo fue que terminamos la gira y Pepper se fue a Down... En serio, cuando terminamos nadie sabía bien que iba a pasar, había muchas posibilidades, a todo nivel. Yo tenía esperanzas en que íbamos a seguir juntos y por eso fue que él nos embarco en el proyecto que se convertiría en Righteous Fool, pero todo quedó ahí. Ahí, medio abierto, medio cerrado... Con Woody nunca cortamos la relación, seguimos haciendo cosas; y avanzamos bastante sumando a James Patterson (que había estado en un montón de fechas de "In The Arms..."), pero recién nos terminamos de encaminar hará unos cuatro años cuando nos reunimos con Reed. Ahí, Pepper se enteró y le agarró nostalgia, empezó a hablar para hacer algunos festivales, tiró ideas... Parecia algo bueno y divertido; pero Down, la agenda de Down y sus compañeros de Down siempre estaban en el medio y hacían que lo nuestro no se pudiera definir. Y ahí nos decidimos, ya estaba: Seguíamos como trío: Dejar la historia de lado, hacer temas nuevos, grabar un disco ¡Esa era la oportunidad para volver a ser una banda en serio! Y acá estamos hoy, así, a dos años de que pudimos abrir los ojos". Mike Dean.
 
"Esto no es una reencarnación de COC: Esto es COC ¿O a alguien duda de quiénes somos? Y si hubo algo de pérdida de identidad cuando Pepper se fue, lo recuperamos al volver a funcionar como trío ¡Que no fue nada difícil! Es más, compositivamente es más simple, y hasta más divertido desde lo instrumental: Hay más espacios para llenar, más ideas que acomodar, más notas para tocar. Nuestro compromiso es mayor, pero va de la mano con la cantidad de ganas e ideas que tenemos, así que en eso no hay ningún reto. El mayor desafío fue no volvernos locos en el estudio: Había muchas líneas y layers que simplificar o adaptar, teníamos que ponernos en caja sino iba a ser imposible que pudiéramos hacer ni un tema arriba del escenario ¿Cómo nos íbamos a arreglar después? ¡Sólo somos tres! No queremos engañar a nadie, pero tampoco queremos que la gente salga decepcionada".
 
"Creo que el disco quedó bárbaro, y no había forma de que fuera distinto a lo que es. Descarnado, crudo, pero enfocado y claro. Es caótico, sí (además, nosotros somos caóticos), pero es un caos manejado, ordenado. Podemos trabajar conceptualmente sin hacer algo que sea obligatoriamente esquemático. Igual, tener una perspectiva clara nos llevó bastante tiempo, tuvimos que terminar un buen número de canciones: Estábamos preocupados, intrigados en ver cómo se terminaría de redondear todo, pero tranquilos". "Me siento bien volviendo a estar frente a un micrófono. Claro que una cosa es hacerlo ocasionalmente, para acompañar o sumar, y otra es hacerlo de punta a punta y todas las noches. Si te ponés a razonarlo la idea te come el cerebro, pero aprendí a tomarlo con tranquilidad. Y siento, escucho cómo mejoro a medida en que lo voy haciendo. Requiere de una preparación, de adoptar un acercamiento en particular, y recordar cómo lo hacía Pepper fue una de las cosas que me ayudaron. Pero bueno, espero que la gente esté contenta con la manera en que voy llevando las cosas ¡Y si lo hago mal sé que la noche siguiente tendré revancha!".
 
"Todo cambió. Y líricamente no estamos más politizados ni más contestatarios: Es una cuestión de lógica, cuando tenés 20 años está todo bien... Así que no creo que, si no nos ajustamos a determinado canon, eso deba significar el fin del mundo. A mediados de los '90 éramos una cosa, girábamos con Metallica, habíamos sacado Wiseblood, estábamos en los charts ¿Y..? Hubo cambios, adentro y afuera de la banda; no se puede especificar qué cosas hicieron que seamos esto que somos hoy. Serían miles de especulaciones. Lo que sí puedo asegurarte es que las expectativas que la gente ponía en nosotros casi siempre diferían a las que nosotros teníamos, pero así y todo siempre supimos aprovechar las oportunidades que se nos presentaban: Siempre veíamos lo bueno, siempre pensamos en positivo y miramos hacia adelante; por eso me cuesta creer cuánto tiempo estuvo parado el grupo alrededor de los dos últimos discos".
 
"Reconozco que a veces lo que menos queremos es que nos pregunten por Pepper ¡Tenemos tantas cosas para decir sobre nosotros, sobre nuestro disco, sobre lo que logramos hacer..! Pero no hay animosidad ¿Si volverá? Ojalá que alguna vez eso pase. No hay planes en firme, pero nosotros tres tenemos la voluntad de que así ocurra ¡Y hasta podríamos regrabar "In The Arms..." con Reed..! No, Stanton (Moore) hizo un buen trabajo: Fuimos inteligentes, no conseguimos al baterista indicado y que teníamos en mente, así que fuimos a buscar a uno que rompiera el concepto y cambiara el ángulo... Y otra cosa: Hay un montón de gente que dice que no, que Corrosion Of Conformity como trío va para atrás ¡Y todavía no escuchó el disco! Si nosotros hoy renegáramos si nos preguntan qué pasaría en caso de tener que volver a ser un cuarteto sería hacer lo mismo que hacen esos idiotas. Para hablar hay que saber, y para ver qué pasa hay que esperar".
 
 
 
 
Re-Cortes: Comentarios y novedades
Lanzamientos y Ediciones
(detalles en las secciones correspondientes)
Re-Cortes: Comentarios y novedades
Lanzamientos y Ediciones
Grupos Locales - Producciones Independientes - Sellos Indies
(detalle en la sección correspondiente)
Doble Poster Retro: Iron Maiden